Todas las entradas por África García-Minguillán

Acerca de África García-Minguillán

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Feminista y votante de quién lleve la razón. Amante de la fotografía y de la ficción. Contacto: africa_minguillan@hotmail.com

Día 6 y 7

Nos acostamos el viernes pensando en un sábado cuya mañana aprovecharíamos para descansar. Sin embargo, a las 8 estamos todas en pie desayunando a las puertas de la casa de Pastor. En el Barrio de Ela-Nguema la música es una continua banda sonora desde que se levantan hasta que se acuestan. A estas horas, a pesar de ser fin de semana y verano, los niños ya están en la calle jugando, y todo el mundo va y viene llevando o vendiendo ropa y alimentos para ganarse el pan del día.

IMG_6227

IMG_6538

IMG_6541

IMG_6535

IMG_6542

IMG_6543

A falta de sueño, que no cansancio por una semana llena de emociones, vamos a diversos
mercados para comprar telas y recuerdos africanos que llevarnos de vuelta a España.

IMG_7077

IMG_7076

Se nos salen los ojos de las órbitas cuando acudimos a un supermercado a por unos macarrones para hacer con tomate y nos dejamos más de lo gastado hasta ahora solo en comida. Vamos entendiendo por qué solamente vemos a gente blanca allí, y es que pocos guineanos pueden permitirse precios equivalentes a los de Suiza cuando viven, en su gran mayoría, con un sueldo de entre 200 y 400 Euros al mes. De ahí que vivan de lo que cultivan o cazan, se construyan sus propias casas por la incapacidad de hacerle frente a una hipoteca, viéndose rodeados de bloques de pisos nuevos, vacíos y abandonados por la falta de mantenimiento. Todas estas cosas a nosotras nos choca, pero las sonrisas continuas que siempre tienen en la cara, más difícil de encontrar en España, reflejan unas vidas acostumbradas a la mala calidad de vida, y a un índice alto de mortalidad.

 

Por la tarde hemos quedado con Don Pergentino, Marieta y Patricia (dos maestras guineanas) para reunirnos y analizar cómo se ha desarrollado el seminario y la cooperación con el colegio Español de Malabo en general.

IMG_7182

"La lengua tiene un poder enorme, es un misterio que personas se entiendan a pesar de no compartir la misma cultura, aunque tengamos lazos que nos unen. Me preocupaba, que por ser la primera vez que veníais a África, no sabía cómo ibais a pasar la semana…pero veo que habéis tenido feeling con el lugar, con la gente y quiero agradeceros vuestra ayuda. No tiene precio, ofrecer una semana de vuestro descanso, sabiendo que después vais a trabajar y aun así venís a colaborar en la formación de nuestros profesores. No va a ser la última vez. Creo que estamos abriendo una puerta y a pesar de los años, si no sigo como director en este colegio, espero que continúe esta colaboración. Si los profesores son buenos el alumnado también." - Don Pergentino, Director del Colegio Español de Malabo.

"Estoy muy contenta, nunca viene mal aprender un poquito más. Tuvimos un seminario en junio y pensábamos que nos consumían las vacaciones pero, al final, nos ha venido bien estas nuevas enseñanzas de agosto. Esperamos que sigamos en contacto. Tenéis aquí una nueva familia. Sois bienvenidas a Guinea." - Marieta, maestra de infantil en el Colegio Español de Malabo.

"Muchas gracias a Don Ramón, porque me dio su palabra y la ha cumplido." - Pastor, director del proyecto desde el Colegio Español de Malabo

Nosotras nos quedamos con una buena sensación, con la ilusión de ver un proyecto que habíamos planificado en apenas unas semana. Un proyecto que se materializa en nosotras en forma de experiencias y de gratitud por el trato recibido en un país donde queremos que las condiciones de vida mejoren, empezando por la educación y redirigiéndolo al resto de aspectos necesarios para construir una sociedad sana, en todos los aspectos. Con la esperanza de vernos el año que viene, nos despedimos conteniendo la emoción que nos dice que sí, que se nos queda una parte de nosotros allí y que tenemos que sacar Construyendo Puentes de Colaboración adelante. Esto no acaba en este viaje, eso lo tenemos claro.

IMG_7126
Popós – Regalo de las maestras que acudieron al seminario

 

Tal es el circulo del que nos hemos rodeado en Malabo que hemos sido invitadas a la celebración de un bautizo. Quién nos lo iba a decir hace una semana.

IMG_7210

Parecido a cualquier celebración de un bautizo, comunión o boda en un restaurante de España, (por cierto, el primero que vemos en Malabo) nos servimos la cena del buffet mientras que familiares y amigos del joven niño de 5 años beben y se mueven al ritmo de la música. Pronto los niños que horas antes han confirmado su fe, se ponen en mitad de la sala mientras se invita a los presentes a lanzarles dinero y bailar. Es tradición guineana, dependiendo de la etnia de la que sea la familia, apostar cada vez cantidades de francos más grandes a los pies del niño. Parece un espectaculo a nuestros ojos algo ostentoso y, desde luego, muy diferente de lo que vemos luego en sus vidas. Pero entendemos que en cada cultura y etnia cada uno tiene su costumbres.

IMG_7213

 

Volvemos pronto a casa y hacemos las maletas. Mañana nuestro avión sale muy pronto y debemos madrugar por si tenemos problemas en el aeropuerto para cogerlo. Aquellos que no durmieron y siguieron en la fiesta hoy los encontramos en el séptimo sueño en el interior de un taxi a la puerta de casa de Pastor para acompañarnos. No se despegan de nosotras y nos sentimos muy protegidas y apoyadas. Es de agradecer esa protección que nos han brindado con una sonrisa. Nos despedimos de ellos entre abrazos, besos y cabezazos (solo los hombres se chocan 3 veces la frente, pero nosotras somos unas chulas de cabeza dura) en el aeropuerto. Desde el avión vemos desaparecer la ciudad de Malabo. Echaremos de menos a la familia de Pastor Lolaka y al Colegio Español.

En España nuestras familias nos esperan. Solo una semana de desconexión pero traemos historias para contar como si de un mes se hubiera tratado….VOLVEREMOS!

IMG_7228

Día 5

IMG_6838.jpgHoy es el último día del seminario didáctico en el Colegio Español de Malabo. Marta Pilar ha terminado un croquis a mano del proyecto de la sala multiusos y se lo ha presentado a Pergentino, quien le ha dado luz verde. Conjuntamente han realizado un estudio de los posibles materiales más adecuados a las características climáticas de Malabo. Desde este blog seguiremos el proceso de financiación y construcción.

Por otro lado, Patricia ha enseñado a inmovilizar articulaciones lesionadas, generando una clase llena de educadores con brazos y piernas vendadas.

13895301_1105764929493898_6099039892543839608_n.jpg

Mamen explicó los tipos de refuerzo que favorecen la buena participación haciendo una actividad en la que presentaba la utilización de sellos motivadores para niños, también utilizados en el colegio Diocesano de Guadalajara. Por último, y para despedirnos, Conchi realizó su clase al aire libre. “Comportarse como niños para saber cómo son los niños”, así presenta la actividad con algunos de los materiales de psicomotricidad que trajimos de España. Es muy divertido ver como juegan a juegos como “Bomba” con una pelota o corren a meterse a los aros en cuanto apagan la música. Da la sensación de que, hasta los más serios, han vuelto a ser niños durante la hora y media que dura la sesión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Prometemos mantenernos en contacto, capturamos en una fotografía lo que ha sido esta semana, todos juntos bajo la imagen de un don Bosco que estaría orgulloso de todos nosotros, y marchamos unos cuantos a visitar la isla.

IMG_6899

Primera parada: Arena Blanca, la primera playa que vemos. A diferencia que las de España, aquí apenas hay unos niños que juegan dando volteretas o escondiéndose en las barcas. Alrededor hay cabañas de madera donde los isleños se sientan a limpiar los caracoles que han cogido (del tamaño de un puño y más).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pronto continuamos nuestro camino. Siguiente y última parada, Luba. Allí nos perdemos, pero los niños que juegan por las calles nos dirigen a un colegio de monjas en la cúspide del pueblo, corriendo delante del coche para que les sigamos. Es increíble cómo, a pesar de no recibir apenas turismo, son sorprendentemente hospitalarios. En el recinto educativo nos encontramos a un paraguayo que cuida de las instalaciones y que nos invita a comer coco. Machete en mano lo abre y, por primera vez, bebemos agua de coco y lo comemos de forma natural. ¡Nos sorprendemos hasta viendo una piña madurando! Un gato nos sigue y mientras lo acaricio nuestro conductor insiste en que la única relación que tendrá con los gatos será en la olla para comer. “¡Mira qué carne tiene!” dice, y nos reímos mucho, y es que cada uno lo ve a su manera. “Aquí no se desperdicia nada”, explica.

Volvemos a Malabo acompañados de Cadena 100, nuestro conductor se ha hecho con un CD y nos pasamos todo el viaje escuchando Maldita Nerea, Bustamante o Rosana, ante un paisaje que nos recuerda que estamos lejos de nuestra tierra pero que aun así no hace falta estar cerca para sentirnos en ocasiones como en casa. Vamos despidiéndonos de la isla… al fin y al cabo mañana será nuestro último día…

Día 4

Comenzamos la mañana muy animados. Este mediodía iremos a comer a casa de Marieta, una de las profesoras que acuden al seminario. Hasta entonces, Marta Pilar ha tomado todas las medidas que necesitaba para el diseño de la sala multiusos la cual seguiremos su construcción desde España. Conchi continuó con sus clases de psicomotricidad, Patricia dio instrucciones para actuar en episodios de convulsiones y Mamen analizó con los educadores las posibilidades de crear una escuela de padres.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 Todo marcha sobre ruedas y para las 14:00 estamos de camino a comer en el barrio de Semu. La casa a la que acudimos está junto a su peluquería, donde más tarde nos pasaríamos algunas para que nos hicieran un look africano.

Marieta tiene ni más ni menos que 7 hijos, y una casa muy grande y acogeIMG_6585dora. También están el resto de profesoras, al parecer cada una nos ha traído un plato típico guineano: salsa de verduras, diferentes tipos de plátanos, costillas con salsa de modica, pescado con salsa de módica, pantap (pescado hervido con plátano verde y aceite de palma), arroz…

El sofá de Marieta es muy cómodo, y pronto Conchi y Mamen pierden el conocimiento en él mientras que las profesoras critican la falsedad de algunos espiritistas (lejos de mantener contacto con espíritus son curanderos, sin embargo en los últimos años “se han venido arriba” algunos de ellos anunciando por los barrios que son capaces de resucitar a los muertos). Entran en debate generando un ambiente de risas ya que algunas de ellas son muy teatrales y escenifican situaciones que han presenciado con aquellos “farsantes”.

Conchi, Patricia, la pequeña Madonita y Pastor se vuelven a casa para dar un paseo por la calle Bata y sus mercados. Mamen, Marta Pilar y yo nos quedamos hablando con Marieta y su hermana, compartiendo vivencias y comparando situaciones de nuestras vidas con las de ellas. Se ríen mucho cuando les contamos que en España se llevan a los animales domésticos a la peluquería. “Voy yo y el gato!”, dice Marieta, y por unos instantes (aunque esos instantes aquí son continuos) nos sentimos ridículas y nos reímos de nosotras mismas.

13906723_1105703149500076_6387496083293870821_n

No nos podíamos ir de aquí sin un peinado africano. Todas las mujeres guineanas cuidan su cabello mediante extensiones de colores y13886460_1105703086166749_5393261969492241544_n trenzas que visten su aspecto. Es impresionante la variedad de peinados que se hacen con las trenzas. Y ahí estamos nosotras, eligiendo nuestro peinado a pesar de que insisten en que nuestro pelo, a diferencia que el de ellas, es muy liso y débil y nos durará poco. Las manos de la peluquera trenzan a una velocidad luz y en menos de una hora Marta Pilar y yo ya nos hemos introducido más en la cultura, casi pasamos desapercibidas… solo nos queda el tono de piel.

Volvemos a casa y nos reencontramos con los demás. Esta noche toca rememorar nuestras costumbres españolas: Tortilla de patata y una buena ensalada de tomates.

 

Día 3

Hoy la niña de Pastor ya no nos tiene miedo. Hemos conseguido ganarnos su confianza y no para de sonreír a pesar de pellizcar a Patricia intentando averiguar porque tenemos este color. Que de perspectivas tiene la vida, oye.

IMG_6243

Cada día parece que el boca a boca hace que más maestros curiosos se animen a pasarse por el colegio español y formar parte del seminario. La verdad es que nos sentimos como en casa en este recinto. El director Pergentino, Pastor, el padre Pepe y los que vienen diariamente a nuestras clases nos sorprenden un día más con su alegría a pesar de estar sacrificando sus vacaciones.DSC_2553 Se palpa en el ambiente la preocupación que todos sienten y la importancia que tiene la educación en Guinea para ellos. La voluntad de mejorar como maestros para crear un abanico más amplio de posibilidades para los niños y jóvenes guineanos en edad escolar, los cuales comenzarán a formar una familia a una edad mucho más temprana de lo que acostumbramos a ver. Uno de los maestros re versiona una de las frases de Julio Iglesias: “No es de niña a mujer, es de niña a abuela.”

IMG_6533.jpgSin verlo venir, la RTVGE (Radio Televisión de Guinea Ecuatorial) aparece en el colegio buscando algún bombazo informativo y, para su sorpresa, hay un grupo de 5 españolas dando un seminario al que cada día acude más gente. Tras una breve entrevista deben irse y nosotras nos marchamos también. Hemos quedado con Tony, administrador en el colegio Español, para subir a Kupapa, el pueblo de Pastor donde daríamos un paseo por la jungla, machetes y palos en mano, disfrutando (cuando no eran cuestas o habían MIL PIES) de su nivel salvaje de forestación. Es increíble de lo que es capaz de hacer la naturaleza.

Uno de los manantiales a los que nos dirigimos tiene agua carbonatada, sabe a soda gracias a un burbujeo “inexplicable” que solo aparece si bajas hasta allí sin hacer ruido. Es difícil DCIM101MEDIAmantener el silencio sobretodo cuando te escurres o ves algún tipo de insecto kilométrico. Aun así se convierte en una aventura, una experiencia que en cualquier situación queríamos hacer.

Antes de volver a casa, los padres de Pastor nos ofrecen (como cuando vas al pueblo y la abuela insiste en que te lleves tomates y media docena de huevos de corral) atangas, caracoles gigantes y papayas. Hoy ya tenemos cena, cena misteriosa porque todo aquello es nuevo para nosotras, hasta los contrastes de sabores.IMG_6387

Tras una sopa de malangas, un tradicional Pepe Soup guineano, plátanos cocidos y una papaya nos ponemos al día con Pilar, la pareja de Pastor que ha vuelto de un viaje al otro lado del país, en el continente africano. Todos estamos agotados, nos reímos con Pastor porque parece que quiere que nos cansemos por las tardes para que no demos guerra en casa. Como si fuéramos la pequeña e inquieta Maddoni. Sin embargo, sabemos que es porque en una semana no podríamos ver toda la belleza que guarda la isla de Bioko.

Día 2

Buenos días Malabo. Mientras desayunamos en casa de Pastor viene a pasar el día con nosotros su hija Madonne. Ella, a su corta edad de 1 año, nos observa con unos ojos preciosos como platos y se asusta porque carecemos de color. Nos reímos, a fin y al cabo en España pasaría lo mismo pero a la inversa, sin embargo intentamos ganárnosla a lo largo del día y que deje de vernos como extraños blancos.

Llegamos al colegio Español de Malabo y comienza el seminario. Hoy se han animado más maestros a acudir a las clases.

Patricia ha presentado esta mañana a Ermenegildo, nuestro muñeco de rcp, que ha ganado mucha popularidad. Comienzan las prácticas y los educadores del colegio español aprenden a actuar en situaciones de emergencia de parada cardiorrespiratoria en niños pequeños y en adultos.

Se ha ido creando un ambiente de “colegueo” que se intensifica cuando comienzan los bailes tradicionales que presentan los niños del centro privado de Sabiduría del señor, colegio fundado y dirigido por Celia Abuy, una de las maestras que acude al seminario. Los alumnos de las diferentes etnias (Bubi, fang, annobones, ndowe) nos muestran con las danzas la cultura africana y el ritmo innato con el que nacen. Es increíble cómo se mueven hasta los más pequeños. Vestidos como si fueran indígenas, bailan una, dos, tres y hasta 7 canciones. Celia Abuy, que nos sorprende ya que también es compositora y músico, nos canta una canción llamada “Bienvenidas” en la que nos nombra a cada una de nosotras con gran gratitud.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La fiesta se termina alargando, pero los hermanos salesianos y el Padre Pepe nos esperan para comer en su comunidad.

IMG_6230

El padre Pepe, con su vitalidad de la que ya os hemos hablado, nos anima a dar una vuelta por el norte de la isla. Visitamos el municipio de Rebola, y los poblados Kupapa, Bareso, Basuada y otros.

Por último, llegamos a la zona más selvática en el puente Cope, el puente más alto de la isla, desde donde contemplamos la selva asombradas y abrumadas por una naturaleza que casi imponía. Impresionante.

Volviendo de nuevo a Malabo, pasamos por la ciudad turística de Sipopo, lugar reservada para grandes personalidades a nivel internacional.

Tras un día lleno de emociones, llegamos a Malabo para encontrarnos y cenar con Lourdes, otra española que trabaja en la embajada y que realizo sus prácticas como maestra en el colegio Español. Hoy si estamos cansadas, las conversaciones no nos dan hasta la 1 de la mañana esta vez. En cuanto volvemos a casa caemos rendidas esperando las aventuras de mañana…

Día 1

A las 7 de la mañana, Malabo ya está despierto. Cuando salimos de la casa de Pastor, las calles ya estaban repletas de gente que se prepara para el día. Bajo muchas miradas curiosas, llegamos a la Calle Amanecer de África, donde está la residencia Salesiana. El padre Pepe, misionero español galardonado con la medalla-encomienda de Isabel la Católica otorgada por el rey Felipe VI, nos muestra el colegio Español de Malabo, del cual es fundador. Nos presenta también a su director, Don Pergentino, con quien más tarde nos volveremos a reunir para entregar el material que hemos traído desde España.

Tras un breve reconocimiento de la zona, comienza el seminario didáctico. Son las 9:30 de la mañana y Mamen comienza su curso sobre “Acompañamiento en el proceso de aprendizaje”. Está preguntando, uno a uno de los maestro de educación infantil que han asistido,  los problemas que se les presenta en su día a día como educadores.

Después es el turno de Patricia, que ofrece información de Primeros Auxilios, condicionados a la zona y a las posibilidades de aquí.

Por último, Conchi imparte a los maestros “Musicoterapia y psicomotricidad”.

DSC_2510Mientras que se imparten las clases, Marta Pilar hace una toma de datos de las
instalaciones así como de los materiales de construcción para la creación de un proyecto de una sala multiusos y África (ósea yo) realizo un reportaje fotográfico de todo lo que se va desarrollando a lo largo del día.

Después del seminario, nos reencontramos con el director, Don Pergentino, para presentarle todo el material que hemos traído desde España gracias a vuestra ayuda.

IMG_6059.jpg

“Es de agradecer este apoyo, inmenso, que nos ha brindado el colegio Diocesano. Desde que habéis llegado, es de extrañar ver a gente en vacaciones que lo dejan todo para crear un proyecto educativo en un país en sus circunstancias. Esto significa que aún existen personas que creen en el poder de la educación. También es de agradecer a todos aquellas familias que os han donado. Cuando empiece el curso en septiembre enseñaré todo el material que habéis traído y les hablaré mucho del colegio Diocesano. Hablaba con mis hermanos salesianos que este solo es el principio, el principio de una conexión entre colegios para compartir conocimientos y experiencias.”, nos dice el director del Colegio Español.

Por la tarde, el padre Pepe quiere que conozcamos el lugar donde él comenzó hace 33 años. El barrio de “New Building”, zona en la que en la época colonial se asentaron los braceros IMG_6070(trabajadores sobretodo procedentes de Nigeria) Parece pararse el tiempo en una barriada llena de bullicio y de hogares creados con sus propias manos y medios. Los niños juegan en la calle bajo la vigilancia de sus madres sentadas a la puerta. Todos sacan a la venta lo que tienen. Mientras caminamos, IMG_6063.jpgnos convertimos en el centro de atención por el color de nuestra piel y oímos comentarios graciosos en piching, uno de los dialectos de la zona, que Pastor nos va traduciendo del tipo “A esas los mosquitos se los han comido y las han dejado blancas”. Los niños, más espontáneos, nos saludan y saltan a nuestro alrededor.

Cristino, nuestro conductor, enfundado con una camiseta del diocesano sobre la suya ya puesta (no os imagináis el calor y humedad que hace…) y el Padre Pepe nos llevan a ver el último contraste del día, el Parque Nacional de Malabo, parque construido recientemente, que a pesar de su inmensidad y belleza apenas recibe visitas.

Última parada, la Catedral de Malabo. Ubicada en la avenida de la Independencia, los edificios que la rodean son de estilo colonial. No solo es uno de los monumentos más impresionante que vemos en Malabo, sino que también es la iglesia más importante de la nación y sede de la archidiócesis. Cuando llegamos, la misa de las 7 está terminando y grupos de mujeres con tocados y trajes tradicionales nos dan las buenas tardes antes de despedirse del cura y salir a la calle.

Por hoy, se nos acaban las pilas. Nos despedimos del padre Pepe, que lejos de estar agotado tiene mucha más vitalidad que nosotras. Y nos dice “Ahora ya podéis decir que conocéis los contrastes de la ciudad de Malabo.” .Volvemos a casa de Pastor, aunque es difícil irse a dormir. El compartir experiencias nos llevan hasta bien avanzadas la 1 de la madrugada. Mañana a las 7 sonará el despertador.

 

PROXIMAMENTE

Estamos de arriba a abajo terminando los últimos preparativos de un viaje que iniciaremos 5 mujeres al colegio Salesiano Español de Malabo (Guinea Ecuatorial). A partir del 7 de agosto esperamos poder contar en este blog nuestro día a día, colaborando en la educación de este colegio, así de su país, que próximamente nos recibe con los brazos abiertos. Si quieres colaborar con alguna donación, ¡aún estás a tiempo!

Captura de pantalla 2016-08-03 a las 22.13.51